Administra tu portafolio sin desatender tus asuntos

Portafolio de Inversión

Invertir

En los últimos años el concepto del tiempo que manejamos ha cambiado, el trabajo nos acompaña fuera de la oficina a través del correo electrónico y el celular, no tenemos alto ni descanso, el tiempo nos es robado sin darnos cuenta por lo cual debes de administrar tu  portafolio sin desatender lo demás.

Un ejecutivo requiere de un gran esfuerzo en el competitivo mundo globalizado de hoy en día para cumplir sus actividades profesionales sin desatender las otras esferas de su vida. Los pendientes urgentes de la empresa captan nuestra atención y relegan a segundo plano las menos urgentes como nuestras inversiones.

No nacemos con estas exigencias programadas en nuestro ADN y es necesario adquirir habilidades que nuestros padres no nos enseñarón. necesitamos aprender a administrar el tiempo las 24 horas los 7 dias de la semana, para poder mejorar nuestro desempeño en todos los aspectos de nuestra vida.

Existen varios libros y talleres  que nos enseñan a aprender a administrar nuestro tiempo. En el libro To do doing done: a creative approach to managing projects & effectively finishing what matters most. de Sneaf y Wycoff nos dan una idea autodidacta para realizar los proyectos y terminarlos.


Un habito que debemos evitar a toda costa es el de hacer múltiples tareas a la vez, el famosos multitasking. Nuevas evidencias han demostrado que hacer múltiples tareas a la vez requiere más tiempo que si las ejecutaramos una por una. Según la American Psychology Asociation el multitasking resulta en incrementos de hasta 40 % mas de tiempo. Entre mas complejas las tareas, mayor el costo en tiempo. Para realizar las tareas mas complejas es preferible  hacer paréntesis de tiempo sin llamadas, mensajes ni correos electrónicos.

Al diseñar nuestro portafolio de inversiones es importante que nuestro asesor no reciba comisiones por vendernos los productos, ya que cada organización los presiona para alcanzar sus metas para seguir con su empleo con lo cual pueden no ser los mejores instrumentos. Para diseñarlo podemos recurrir a libros sobre estrategias de inversión. Sin importar la filosofía usada en el diseño del portafolio, existen pautas comunes respecto al tiempo que debemos dedicar para administrar tu portafolio y el cual en realidad no es demasiado.

  • Hay que establecer objetivos y porcentajes de diversificación del portafolio.

Deben de revisarse anualmente o si resulta haber un cambio importante en nuestras circunstancias. Mediante los porcentajes de diversificación definiremos cuanto invertir en las diversas categorías de riesgo.

  • Depositar automáticamente al portafolio.

En base a nuestros porcentajes y objetivos de inversión depositaremos cada mes el monto mensual definido.

  • Monitorear las desviaciones en la composición del portafolio.

Cada trimestre o por lo menos cada año, debemos monitorear si los porcentajes de composición del portafolio se han desviado de nuestro objetivo original en tal caso hay que recalibrarlos.

Muchos inversionistas prefieren comprar y vender constantemente. Existen evidencias de que las personas en general pierden dinero con esta estrategía pudiendo perder hasta 3.8 puntos porcentuales en el rendimiento anual del portafolio. Entre las causas se encuentran además de las comisiones pagadas por compra venta, el no adivinar con precisión los movimientos del mercado. Warren Buffet dice respecto a esto: La mayoría de los inversionistas no resiste la tentación de comprar y vender constantemente, pero la piedra angular debe de ser el letargo, bordeando la pereza. Por lo cual hay que alejarnos del monitoreo diario del portafolio.

Administrar tu portafolio no resulta ni tan complicado ni intenso. Resulta perfectamente factible para el ejecutivo moderno llevarlo acabo. Lo más complicado no es el tiempo que nos lleva hacerlo sino la disciplina de apegarse a los depósitos mensuales y a las revisiones trimestrales y anuales.