Como pagar Rápidamente tus deudas

Pagar deudas Rápidamente

Un Acelerador de pagos te permite priorizar tus deudas y te ayuda a liquídarlas por orden de conveniencia.

Para poder pagar deudas rápidamente debemos primero que nada  identificar cual es nuestra capacidad para poder saldar los pasivos en el menor tiempo posible
El primer paso para saldar nuestras deudas  es hacer un recorte de gastos e identificar nuestra capacidad de pago. Lo ideal resulta que una persona no destine más de 30% de su salario mensual al pago de sus deudas

El principio para resolver una situación de sobre endeudamiento es identificar tu capacidad de pago, que es la diferencia que existe entre lo que ganas y lo que gastas.

Una vez que determinamos cual es nuestro excedente que podemos destinar al pago de deudas podemos implementar una estrategia para acabar con ellas.

Estos son los pasos a seguir para acabar con nuestras deudas.

1. Descubre tu capacidad de ahorro.

Lo primero que debes hacer es separar por lo menos 10% de tus ingresos mensual. ¿Crees que no puedes lograrlo? Revisa cuánto destinas al gasto hormiga como cafés matutinos, cigarros o salidas con los amigos.

No se trata de que dejes de divertirte, pero sí tendrás que hacer algunos sacrificios para lograrlo.

Un aspecto que siempre debemos tener claro es que todos podemos distribuir nuestro gasto como queramos, pero si dedicamos más dinero a algunos rubros, tenemos que aprender a limitados en otros.

2. Enlista tus deudas

Enlista todos tus pasivos. Por cada una de ellos debes hacer la siguiente operación: el monto de la deuda entre la mensualidad o el pago mínimo. El resultado son los meses que tardarás el liquidar la deuda.

3. Ordénalas y asígnales un número

Pon en primer lugar la deuda que requiera el menor tiempo para pagarse de acuerdo con la operación anterior.

4. La fórmula mágica

En el caso de la deuda número uno, paga el mínimo más el 10% que lograste ahorrar con tu recorte de gastos. Repite este paso hasta que liquides el totalmente tu primera deuda. Mientras tanto, es muy importante que no suspendas el pago mínimo del resto de tus deudas.

Aunque generalmente se recomienda evitar el pago mínimo al máximo, en este caso se recurre a él bajo el supuesto de que no puedes hacer un pago mayor.

5. Pasa a la siguiente

Ahora que ya no tienes la deuda número uno, debes pasar a la deuda número dos. A este pasivo debes destinar el pago mínimo, más el monto que realizabas para la deuda uno (pago mínimo más el 10% que obtuviste de tu recorte de gastos). Repite este paso hasta liquidarla.

6. Genera un ahorro permanente

Una vez cubiertas todas tus deudas, continúa ahorrando el 10% de tu ingreso y convierte el acelerador de pagos en un acelerador de ahorro.