Vender o Venderse ¿Que es mejor?

Cuando atendemos a un cliente por primera vez queremos venderle pero es mejor vendernos

En muchas ocasiones pensamos que lo importante es el producto que vendemos y no el trato que damos. Pensamos en vender y no en venderse o vendernos.

Confiamos tanto si estamos en una buena marca, vendemos un buen producto, algo que todo mundo quiere, necesita y desea que dejamos de lado el servicio.

Lo mas importante antes que el producto es el servicio y vendernos a nosotros mismos antes que vender el producto.

Un cliente llega a la marca o tienda por los productos que vendemos y lo que lo hace regresar es el servicio que les damos.

Puedes contar con el mejor producto de el mundo, pero si nuestro servicio no es lo que el cliente espera únicamente vas a vender una vez y se acabo, por mas bueno que sea tu producto o servicio.

En cambio cuando buscamos vendernos nosotros mismos, cuando le damos servicio al cliente no importa el producto ya que lo que estamos vendiendo es a nosotros no al producto y eso es lo que buscan los clientes servicio y atención.

Te voy a dar un ejemplo.

Imagine que compraste un flamante automóvil en una agencia. El auto de tus sueños, que tuviste que ahorrar demasiado para poder desembolsar esa cantidad de dinero y ahora es tuyo.

Resulta que algo falla en el automóvil o tienen que acudir al primer servicio y en ambas situaciones lo que obtienes es un trato muy por abajo de tus expectativas donde ya nadie se ocupe de ti y te vuelves un problema mas para la agencia.

¿Cambiaria tu expectativa del automóvil y la marca? Claro que si

Esto es lo que sucede la mayoria de las ocasiones. Nos esforzamos por hacer la venta y una vez que esta realizada y cobramos nuestra comisión o los honorarios poco nos importa el cliente.

Un cliente es eso un cliente y busca que lo atendamos siempre, que lo acompañemos a lo largo del camino, no que lo dejemos amparados.

Cuando tu vendes, estas vendiendo tu producto no el bien o servicio y es lo que aprecian los clientes.

Esto hace que aunque cambies de marca, producto o servicio ellos te acompañen siempre consumiendo lo que quieras venderles u ofrecerles, ya que ellos compran por ti no por lo que les ofrezcas.

Te ganaste su confianza y les gusta tu servicio por lo que van quedarse contigo para siempre.

Como vez no es lo mismo vender que venderse.

Vender lo hace cualquiera, venderse no es tan sencillo. Venderse es ganarse la confianza del cliente de tal manera que siempre te tengan en mente para cualquier situación o imprevisto, que piensen en ti para adquirir un bien o servicio, esto te lleva a que te recomienden y te lleguen mas clientes y con eso mas ventas y comisiones.

Si solo buscas vender una vez y olvidarte de los clientes estas perdido, tienes que venderte para que esos clientes te sigan y consuman tus productos y servicios sin importar la marca.

En su libro Grant Cardone nos amplia mas el panorama  de vendernos a nosotros mismos por si quieres profundizar mas en el tema.