8 Lecciones del hombre mas rico de Babilonia para construir riqueza

Aplica estas lecciones del hombre mas rico de Babilonia y cambia tu vida

George Samuel Clason publicó en 1926 una serie de panfletos escritos en parábolas que se desarrollaban en la antigua ciudad de Babilonia. El libro se hizo conocido como El hombre mas rico de Babilonia y se ha convertido en un clásico en la literatura financiera.

La  simplicidad de la historia y sus  lecciones probadas y verdaderas que presenta para acumular riqueza, hacen de el Hombre mas rico de Babilonia un referente para leer si estas buscando el camino hacía la prosperidad.

La historia se centra en los personajes de  Bansir quien era un constructor de carros y Kobbi que era músico.

Los dos se habían convertido en los mejores en su oficio, pero aún no tenían dinero y eran pobres.

Ambos salen en la busca de consejo con su amigo de la infancia, Arkad, quien, por el contrario, se había enriquecido y amasado  una gran fortunas.

Las lecciones otorgadas por Arkad  a sus amigos fue la premisa del libro y son lecciones de hábitos para la construcción de la riqueza.

Estas lecciones te ayudaran a  construir una firme base financiera en tu camino a la persona que buscas llegar a ser.

 

1. Paguese usted Primero “Comience su bolso para engordar”

Una de las lecciones más importantes que el libro ha enseñado es esta primera lección.

 

Cuando Bansir y Kobbi buscaron el consejo de su muy rico amigo Arkad, les cuenta una historia. Arkad fue una vez un escriba pobre que hizo un trato con un hombre rico para descubrir el secreto de la riqueza a cambio de su trabajo en una inscripción de arcilla.

El hombre rico le dio un consejo muy valioso: “Encontré el camino hacia la riqueza”, dijo, “cuando decidí que una parte de todo lo que ganaba era mía para mantener”.

Y tú también lo harás “.

Aunque este es un mensaje muy sutil, es muy poderoso para acumular riqueza.

No podemos acumular riqueza si no guardamos lo que ganamos.

Podemos hacerlo pagándonos antes que gastar el dinero que hemos ganado.

El libro recomienda que nos paguemos el 10% de todo lo que ganamos.

Por cada dólar que ganamos, debe pagar 10 centavos para pagarle a la persona que ve en el espejo todas las mañanas.

La diferencia entre las personas ricas financieramente estables y las personas pobres quebradas es conocer esta primera regla.

Las personas ricas se pagan primero y los pobres no.

Antes de comenzar a pagar a los demás o comenzar a gastar el dinero que ganamos, tenemos que pagarnos primero.

“Si no has adquirido más que una existencia desnuda en los años desde que éramos jóvenes, es porque o no has aprendido las leyes que rigen la construcción de la riqueza, o de lo contrario no las observas”.

“Una parte de todo lo que gana es tuya para quedartela.

No debe ser menor a un décimo, sin importar lo poco que ganes.

Puede ser mucho más de lo que puede pagar. ”

Recuerda “Pagarte primero”

 

2. Vive por debajo de tus medios  “Controla tus gastos”

Si nos hemos pagado primero, al menos el 10% de lo que ganamos esto nos deja con el 90% o menos de nuestros ingresos para vivir.

Controlar nuestros gastos nos permite hacer un buen uso del dinero que nos sobra después de que nos hemos pagado a nosotros mismos.

“Elabora un  presupuesto de tus gastos para que puedas contar con dinero para pagar tus necesidades, goces y satisfacer tus deseos más importantes sin gastar más del 90 % de tus ganancias

El mejor consejo para hacerse rico es mantener los gastos bajos incluso cuando nuestro poder de ganancia aumenta.

Muchos de nosotros tenemos la costumbre de gastar más a medida que ganamos más y no es inusual ver a alguien derrochar  y esto lleva a que sus gastos aumenten en la medida que comienza a ganar más.

Podemos guardar ese dinero extra en nuestros ahorros o inversiones.

Controlar los gastos significará vivir por debajo de nuestros medios.

Cuando vivimos por debajo de nuestros medios, acumulamos riqueza más rápido.

3. Haga que nuestro dinero trabaje para nosotros. “Haz que tu oro se multiplique”

“… pon cada moneda a trabajar para que pueda reproducirse de la misma manera que las bandadas del campo y te traiga más ingresos, una corriente de riqueza que fluirá constantemente a tu bolsa”.

Hacer que nuestro dinero trabaje para nosotros es una excelente forma de acumular riqueza.

Hay muchas formas en que podemos invertir nuestro dinero.

Debemos hacer un esfuerzo diligente para encontrar grandes inversiones, de forma que aseguremos que nuestro dinero se multiplique y trabaje para nosotros.

El tiempo es nuestro mayor aliado, a medida que nuestra inversión acumula interés y el dinero que obtenemos del interés gana intereses, podemos hacer que nuestro oro se multiplique.

4. El seguro protege nuestra riqueza. “Protege tus tesoros de la pérdida”

Un seguro ayuda a salvaguardar nuestra riqueza al absorber pérdidas potenciales y mitigar nuestra situación financiera.

Todos deberíamos considerar comprar un seguro ahora en caso de que lo necesitemos si algo sucede.

La idea es que nunca tendremos que usar el seguro, pero en caso de que algo suceda estamos protegidos financieramente de la pérdida que habría causado.

5. Nuestro hogar es nuestro mayor gasto. “Haz que sea una inversión rentable”

Nuestras casas son potencialmente el mayor gasto que tenemos que hacer frente.

La lección que podemos aprender sobre la base de esto es que necesitamos ‘vivir por debajo de nuestros medios’ y comprar o alquilar una casa que podamos pagar cómodamente.

Dado que nuestro hogar es nuestro mayor gasto, debemos influir en este campo para disminuir ese gasto tanto como sea posible.

Muchos pensamos que las casas son una inversión, pero la verdad es que realmente no lo son.

Son un gasto y un gasto muy elevado el cual debemos manejar con cuidado, si no queremos acabar perdiendo todo por la hipoteca o los altos intereses.

6. Cuenta con un plan de retiro “Asegura un ingreso a futuro”

Deberíamos tener un plan de jubilación si queremos jubilarnos cómodamente.

Podemos hacer eso ahorrando dinero para invertirlo en nuestra jubilación.

Mientras más jóvenes podamos comenzar a ahorrar dinero para nuestra jubilación, mejor.

Podemos aprender de esto es hacer que el tiempo funcione para nosotros cuando planifiquemos la jubilación comenzando temprano.

El tiempo puede ser el mejor amigo de nuestra jubilación.

“El dinero puede generar dinero, y su descendencia puede obtener más” Benjamin Franklin

 

7. Invertir en nosotros mismos. “Aumenta tu habilidad para ganar”

La mejor manera de aumentar nuestras ganancias es invertir en nosotros mismos.

Podemos hacerlo aprendiendo continuamente y esforzándonos por desarrollarnos y aprender.

“Aquellos ansiosos por aprovechar las oportunidades para su mejora, atraen el interés de la diosa de la fortuna.

Ella siempre está ansiosa por ayudar a quienes la quieren.

¿Y con quién está ella satisfecha?

Está contenta con quienes lo hacen, en lugar de aquellos que simplemente hablan y se involucran en una ilusión.

La acción te conducirá a los éxitos que deseas “.

Hay muchas cosas que podemos aprender por nuestra cuenta y deberíamos esforzarnos en hacerlo.

Cuando nos volvemos más inteligentes y más sabios también aumenta nuestra capacidad de ganar más.

8. Rastrea tu riqueza. “Conoce dónde se encuentra y hacia dónde se dirige”

Para conocer nuestra realidad financiera debemos ubicarnos perfectamente para saber en que situación nos encontramos.

Podemos lograrlo mediante el seguimiento puntual de nuestra riqueza actual o la falta de ella.

Esto es un ejercicio difícil pero tenemos que enfrentar el como ganamos y gastamos nuestro dinero para saber hacia donde nos dirigimos.

Existe una gran diferencia entre las personas ricas y las que no lo son, las personas ricas conocen su patrimonio neto, mientras que los pobres no prestan especial atención ni se preocupan por el seguimiento de sus activos y pasivos.

“No se puede gestionar lo que no se mide”. – Bill Hewitt (cofundador de Hewlett Packard)

Para que podamos desarrollar completamente un plan para ser ricos, debemos aprender cómo rastrear nuestra riqueza para poder saber a dónde queremos llegar y crear un plan para llegar allí.