Como Hablar en público 2

Como Hablar en público

Hablar en público puede sentirse como que te encuentras dentro de un hoyo repleto víboras a punto de devorarte.

Si elaboras una búsqueda en Google o con estas cuatro palabras hablar en público, la muerte más aterradora vas a obtener más de 50 millones de resultados muchos de los cuales son encuestas que señalan que las personas menciona que hablar en público es su temor número 1 siendo la muerte el número 2.

Como Hablar en público 3

Si coincides con estas encuestas e incluso al estar leyendo estas palabras te puede estar causando que tu pulso se acelere y que tus palmas suden. Pero aquí están las buenas noticias puedes hacer esto, vamos a desglosar el arte de hablar en público para que sea menos abrumador incluso mucho más gratificante.

Comienza desde el principio aparta tu espacio antes de que subas al escenario, debes pensar en tu presentación. Parte de una adecuada preparación que asegure que vas a poder entregar un discurso efectivamente en el cual transmitas el mensaje que  quieres entregar.

Una de las mejores ideas que oído acerca de cómo hablar en público con grandes audiencias provino de Marcos Ryu el Ceo de software Guidewire el explico lo que se ha venido a “llamar como la teoría de comunicación de Einstein”.

Ryu nos cuenta que no importa cuan inteligentes sean las personas con las que estás comunicando cuantas más sean, más tonto se vuelve el colectivo. Y entonces podrías tener una habitación llena de entre 200 o 300 de ellos.

Aún así todavía tienes que hablar con ellos como si fueran personas promedio.  En la medida que la audiencia se hace más y más grande, el mensaje tiene que ser más y más simple y tu lista de viñetas tiende a ser cada vez más corta.

Esto no significa que sea más fácil, significa que debes concentrarte en la visión central en tu charla y comunicarlo en el lenguaje más claro al principio y al final.

Pregúntate cual es la pregunta central ¿qué hace?, y responde. Si estas creando una presentación que se a utilizar varias veces  intenta de 30 35 para asegurarte que cuentas con algo sustancial y luego prepárate para realizar una versión más corta si resulta necesario.

Acostúmbrate al uso de viñetas para resaltar los sub temas cerciórate de que nadie pierda el hilo de la charla.

Cuando la escuches puedes sentir que estas atontando tu charla por tratar de que todo resulte claro, pero no es el caso. Tu sabes que tu audiencia es inteligente, pero debes de dejar todo muy simple.

Busca un editor

Consíguete un editor todos requiere de un editor y los discursos no resultan diferentes. Encuentra alguien en el cual puedas confiar en su juicio y prueba el conversar con el bajo presión ¿está bien escrito? ¿tiene sentido? ¿reconoces la idea Clara? ¿Cuáles son las conclusiones?.

Las diapositivas

La teoría de mantenerlo todo simple debemos de aplicarlo algo más de lo que decimos.

Debemos de aplicarlo a cómo lo presentamos. Muchos oradores todavía se sujetan a la necesidad de que entre más es mejor y  quieren incluir todo lo que pueden en sus diapositivas: texto denso, largas listas  y cuadros difíciles de leer, con fuentes pequeñas que requieren entrecerrar los ojos para leer desde el fondo de la sala .

Existen muchos libros y sitios web que te explicaran mejor las prácticas sobre diseño, pero que principalmente resaltaran la necesidad de seguir ciertas reglas básicas en el uso de las diapositivas.

No uses de una docena de palabras por diapositiva.

Utiliza un tamaño para la fuente que resulte lo suficientemente grande para conseguir una fácil lectura desde el fondo de la sala.

Considera que posiblemente no conocerás que tan grande resulta ser la pantalla que utilizaras, por lo cual es mejor que te equivoques y utilices letras grandes en lugar de pequeñas. (Nunca nadie se ha quejado por el tamaño de las letras grandes).

Utiliza solo dos tipos diferentes de fuentes y añade un marco coherente de la razón de por que utilizas una y otra (Titulares, frente a bloques, por ejemplo. Algunos tipos de fuentes funcionan muy bien juntos, una búsqueda en Google puede indicarte las adecuadas a usar.

Prefiere el uso de fotografías sobre las imágenes pre diseñadas,  usa las que te ayuden a capturar el punto de vista de una manera clara pero inteligente a su vez. Podrás encontrar varios sitios como Pixabay o Unsplash, que contienen una buena cantidad de herramientas para este tema.

Si vas a ocupar una fotografía que ocupe toda la diapositiva, osa un borde delgado alrededor de esta. Usar unos pequeños toques de diseño en tus diapositivas le darán mayor nitidez.

No te centres demasiado en el formato de la diapositivas. El diseño de ellas debe de estar a tu servicio y no resultar una distracción en el mensaje. Puedes encontrar muchas herramientas de diseño que hacen que las transparencias realicen piruetas y transiciones muy ingeniosas, pero de nuevo, menos es más.

Como Hablar en público 4

Intenta hacer tu presentación lo más clara posible, el ser memorable es el objetivo que se busca. Lo mismo sucede con los videoclips y otras herramientas multimedia. Pueden ayudar a que tu charla resulte más interesante, pero asegúrate que no añadan distracciones a la presentación solo por hacerlo.

No leas la diapositivas a tu audiencia. Permite que sean ellos las que las leen, mientras tu añades comentarios e ideas adicionales a tu presentación.

Si tienes pensado presentar una lista y hablar sobre cada uno de los elementos que la componen, no presentes la lista completa de una sola vez, porque la gente la leerá toda con anticipación, haciendo que esta pierda sorpresa o interés.

Configura tus diapositivas para que cada diapositiva nueva toque un nuevo punto dentro de la lista.

Construye a la altura

No tienes que forzosamente comenzar hablando ante grandes multitudes, solo increméntala poco a poco a medida que hablas.

Todos sentimos admiración por aquellos que parecen haber nacido arriba de un escenario. Hablan párrafos completos sin la necesidad de apoyarse en anotaciones y se van tan sueltos y relajados que parece que nacieron para ello. Así puede estar tu algún día.

La clave es trabajar a la altura.

Si te resulta nuevo hablar en público, escribe de antemano completamente tu discurso para que puedas reducir el riesgo de grandes tartamudeos. Asegúrate que escribes para los oídos, usa palabras de conversación, frases y estructuras en tus oraciones.

Solemos escribir en lenguajes muy formales cuando escribimos, por lo cual tenemos que pensar en escribir charlas que resulten naturales como si estuvieras hablando en una cena con amigos.

Después, practica, practica, practica. Practica lo suficiente como para que puedas ver a la audiencia mas frecuentemente entre las oraciones. No practiques solo, Debes sentirte cómodo con tu material frente a otras personas.

Prueba con esto. Toma una parte de tu discurso y preséntalo usando un momento adecuado en el curso de una reunión con familiares o compañeros de trabajo. No crees un gran problema solo permite que la conversación fluya.

Cuando te encuentres en este medio, habla sin ocupar tus notas, ya que así resultara un excelente campo de prueba para ti.

Primero siéntete cómo trabajando con audiencias pequeñas y luego comienza a trabajar con audiencias más grandes.

Trata de ver el escenario y atril como una extensión más de la vida cotidiana, en vez de tomarlo como un campo de batalla, extraño y aterrador. Ya hay muchos momentos en la vida en que eres el centro de atención, así que solo piensa en el escenario como uno de esos momentos.

La segunda, tercera o cuarta vez que hablas: presiónate un poco para hablar, aunque sea solo un par de oraciones sin observar tus notas al pie de la letra.

Conforma adquieras más experiencia, sigue avanzando otro nivel, hasta donde únicamente sé estén presentando viñetas o tarjetas de referencia para recordar las notas que deseas presentar.

Puede ocurrir que pienses ¡Momento, pero qué tal si olvido algo interesante que quería decir! Este es un secreto importante cuando hablas frente a una audiencia: Nadie sabe qué es lo que olvidaste decir, por lo cual si olvidas algo no resulta tan importante, solo deberás concentrate en los puntos más importantes.

Una vez que te encuentres super cómodo es posible que disfrutes de la misma sensación de alegría como cuando eras pequeño y te quitaron las rueda de entrenamiento a tu bicicleta y comenzaste a rodar en ella la primera vez. Por más difícil de imaginar que te parezca puede resultar divertido y emocionante.

Quizás todavia estes nervioso

Los nervios nunca desaparecen completamente. Y deberías sentirte un poco nervioso antes de hablar.La formula resulta en canalizar esos nervios de forma positiva. Recuerda el dicho de que “esta bien sentir mariposas en el estomago, solo hay que hacer que vuelen ordenadamente”.

A medida que transcurre el tiempo, aprenderás a confiar más en ti mismo y sabras que una vez que ocupas el escenario darás una gran charla.

Enciéndelo

Sintonice tu estilo de presentación y luego sube algunos peldaños. Sube tu nivel de personalidad y trae a tu mejor yo al atril.

Su energía es lo que todo el mundo recordara después de su charla. Probablemente no recuerden muchas palabras específicas de lo que mencionaste, quizás algunos recuerden un par de fotos o videos usados, pero sí inspiras a las personas, todo el mundo recordara lo que les hiciste sentir.

Cuando la audiencia necesita vibrar

Uno de los momentos mas desconcertantes al hablar frente a grupos puede ocurrir mientras estas viendo a todas aquellas personas sentadas delante de ti y simplemente están inmóviles, o lo que resulta peor absortos en sus teléfonos. Buscas leer su lenguaje corporal y no descubres si están aburridos, cansados o simplemente te escuchan en silencio. No permitas que esto te afecte.

Todas las audiencias resultan distintas y aunque puedas sentir muy poca o ninguna energía de los oyentes, es probable que alguno se acerque a ti y te exprese lo emocionante que fue,

Siempre dentro de las multitudes existen algunos que asienten con la cabeza, otros se comprometen y escuchan con atención. Aliméntate con su energía. ¿Y las personas en los teléfonos? Muchos de ellos están tomando notas de tu charla.

Ten un consejo: No te disculpes. Muchas personas suelen comenzar con su discurso disculpándose por algún punto de la charla que están a punto de comenzar, quizás sea por qué están nerviosos y desean bajar la expectativa. Resiste a esa tentación, da un paso adelante y se el dueño de la situación.

Conéctate con la audiencia

Gana su respeto y atención y déjales en claro que estas ahí para auxiliarlos.

Existe una especie de muro invisible cuando hablas entre la audiencia y tu, Muchos oradores no intentan hacer algún esfuerzo por remediarlo, simplemente dan su charla y se marchan.

Tú puedes realizarlo mejor. Dar el primer paso es muy sencillo, solo agradéceles por estar ahí, darte su tiempo, la oportunidad de hablar y el haberte invitado. Puedes reconocer también que sabes que se encuentran muy ocupados, lo que da la señal de que respetas su tiempo y de que lo van a aprovechar al máximo.

Dar el segundo paso, toma un poco más de creatividad. Buscar cómo encontrar alguna conexión personal con la audiencia y qué es lo que hacen. Hacerlo no toma mucho tiempo y la conexión puede resultar en distintas variantes, como un interés adicional o compartir experiencias. Usa tu esfuerzo para encontrar algún punto.

Otra manera genial de involucrar a la audiencia es el usar “Alcen las manos”, ¿ Cuántos de ustedes?¿Preguntas?, muévete a través del escenario y mira a tu audiencia desde distintas partes del recinto realizando contacto visual con la mayoría.

Centrate en el principio y el final

Piensa en esta parte de la conectividad como el plan A para la apertura, pero luego, durante el evento o mientras mantienes la charla, pon atención a algo que se sienta más oportuno. Puede ser un comentario casual que oíste durante el descanso el cual puedes aplicar para hacer una anotación más fuerte y posiblemente divertida.

Si alguno habla antes que tu lo hagas, asómate y míralo ya que de aquí puede surgir una idea que puedes utilizar como un puente dentro de tu propia charla. Nuevamente solo requieres demostrar que estas haciendo un esfuerzo. Si buscas reírte no te preocupes por los grillos. Convierte la risa en una ventaja y continua adelante.

Como estamos hablando de abrir fuerte igual debes considerar cerrar fuerte. Guarda tus mejores cartas para abrir y cerrar. Es así como las personas te recordarán.

No siempre eres tu

Por mucho esfuerzo que realices por conectar con las personas, simplemente existen audiencias que no hacen clic y no debes de tomarlo de manera personal. Cuando das la misma charla a dos audiencias distintas consecutivamente notaras que la reacciones son distintas. Podría ser la hora del día, lo que sirvieron de almuerzo, la temperatura del recinto, en fin muchas cosas que no tratan acerca de tí.

Un punto importante también resulta el espacio físico en el cual se imparte la platica. Lo mejor para crear energía resulta una persona sentada al lado de otra en cada asiento, en una habitación apretada en el buen sentido de la palabra. crea que las personas sientan que están teniendo un momento compartido.

Si tú entras en un gran salon de eventos o convenciones donde hay varios espacios vacíos y buscas crear una energía especial en la sala resultara una lucha infructífera.

Otro consejo: Si te encuentras dentro de una sesión de preguntas y respuestas con la audiencia, no digas después de la pregunta de alguno “Una gran pregunta” a algunos de los que levantan la mano. Puede ser que en verdad la pregunta que te han hecho resulte genial, pero al decirlo das a entender que las otras preguntas que te formularon no lo fueron. Mejor solo responde las preguntas.

Se Paranoico Pro activamente

Nada saldrá mal si te preparas para todo lo que pueda suceder

Si algo puede salir mal con su charla, saldrá mal. Aplica estos consejos para que no tengas que aprenderlos de la forma difícil.

Conoce con antelación cuál es la configuración de Audio y video (AV). Llega con antelación a la presentación, preséntate con la gente encargada de la tecnología y estréchales la mano. Si quieren ayudarte lo harán así que trátalos respetuosamente.

Ya es suficiente con preocuparte con tu discurso para tener que preocuparte por más. No dejes que los desafíos con la cuestión del audio o video aumentes tu estrés.

Si te resulta posible, utiliza tu propia computadora, es con la que practicaste ya en casa y por lo tanto es tu herramienta mas cómoda.

Llega preparado tecnológicamente. Existen muchas situaciones en que no pueden configurar tu computadora en el escenario, así que carga con tu propio adaptador multiple de clavijas, cargador, mando a distancia para cambiar diapositiva y todos los elementos que pienses puedas necesitar.

Puede ser que el personal de AV cuente con el equipo necesario pero siempre resulta mas conveniente cargar con el tuyo.

Da a las personas de AV una copia de tu presentación de respaldo en una memoria USB, por si las cosas salen mal. Cualquier copia de seguridad que realices cópiala a su vez en formato PDF, puede ser que las fuentes cambien entre distintos sistemas.

Obsérvate delante de un espejo. Siempre antes de comenzar mírate delante de un espejo para corroborar que todo esta bien, que no haya hilos sueltos en tu ropa o algo en tu dentadura, que todo se encuentre en su lugar y bien puesto.

Busca Divertirte

Si sigues estos consejos y estas preparado para el éxito, te ganaste la oportunidad de resultar invitado a compartir tus pensamientos. Por eso conviértete en tu mejor YO y crea buena energía ademas de inspiración en la habitación. Así la multitud te recordara tiempo después de que hayas abandonado el escenario.

7 pequeños trucos para hablar en público sin miedo

 

Como Hablar en público 5

Te ha sucedido en que tienes que dar una presentación o charla delante de tus compañeros o una audiencia , captas la atención de todos y todo marcha de las mil maravillas hasta que de repente escuchas un comentario en algún sitio de la audiencia acerca de alguna parte de ti y todo se vuelve completamente desastroso.

A partir de ese instante pierdes el foco, y olvidas el guion completamente. Es el  momento exacto en que te apodera el miedo de hablar en público

Con el transcurrir de los años puede ser que superes el miedo a hablar en público. Puedes hacerlo sin preparación y aunque el miedo y nerviosismo siempre esta presente, puedes controlarlo.

Esto lo vas a conseguir mediante la ayuda de libros y técnicas que hay que practicar, pero algunos trucos cómo estos pueden ayudarte.

Trucos para hablar en público

1) Admite tu nerviosismo

Todo lo que tienes que hacer es admitir delante de tu audiencia que estas un poco nervioso hablando con ellos. Al hacer esto la audiencia se comportara de forma mas indulgente si tu nerviosismo aparece un poco más adelante.

Mejor aún, se encontraran más relajados ahora que no están a la espera de una presentación de clase mundial. Imagina cual sera su sorpresa si a pesar de tu nerviosismo les das la mejor presentación.

La mejor forma de hacerlo es bromear al respecto, esto resulta un buen ejemplo. En el camino hacía aquí solo Dios y yo sabíamos que presentaría ( Se ve un poco nervioso) Ahora, solo él lo sabe.

2) Redefinir tu audiencia

Redefinir tu audiencia generalmente se refiera a cambiar la forma en la que ves a tu audiencia. En lugar de verlos como sinodales ante los cuales vas a presentar un examen de evaluación, puedes convencerte de que todos ellos son alumnos que están haciendo cola para su presentación y se encuentran igualmente nerviosos, por lo que no existe razón para que tu también lo estés.

Quizá también te funcione visualizarlos como amigos perdidos que tienes más de 10 años sin ver. De esta forma puedes mantener el contacto visual tratando de averiguar dónde lo has visto anteriormente. Para el público esto resultara una presentación muy personal y amigable.

Procura no convencerte como sugieren algunos libros de que estas frente a bebes en pañales o peor aún de que no hay nadie enfrente de tí. Resulta muy difícil convencerse de que no hay nadie enfrente cuándo en realidad les estás hablando.

3) Invierte en apoyos visuales

Imagínate una hermosa  presentación en la que cada uno de los miembros de la audiencia ver pasar hermosas diapositivas de PowerPoint y notas aún más impresionantes. La mayoría de las veces sus ojos se encontraran en la presentación y no sobre ti. Leerán las notas y sus elegantes diapositivas.

Esto resulta de gran ayudad ya que puedes hablar con las personas que no te están observando. Cuando te miran, simplemente cambias tu enfoque hacía otro lado de la multitud que no te observa. Dar un discurso a personas que no te están observando siempre resulta mas sencillo.

4) Comete errores intencionalmente

Este es un truco que puedes probar. Deja caer tus notas accidentalmente al piso y mientras las recoges advierte  a la audiencia que a partir de ese momento la presentación se volverá mas confusa, en ese momento podrás escucha muchas risas desde el piso.

La idea aquí es tener control sobre la audiencia. SI puedes hacer que se rían e interactúen mas contigo, tu presentación tendrá un tono mas informal, que la convertirá en más memorable que otras, así te resultara mas sencillo llevarla a cabo.

5) Habla con una persona a la vez

Una de las cosas mas aterradoras de hablar en público es observar a toda esa audiencia enfrente de ti, en silencio solo para escucharte hablar. Eso hará que te suban escalofríos por la espalda. Para poder superar esta situación solo necesitas hablar con una persona a la vez.

Escoge a un miembro de la audiencia y enfoca toda tu atención hacía esa persona y responde a las preguntas como si ustedes dos estuvieran platicando en una cafeteria. ¿No consideras que esta resulte ser la forma más relajada de interactuar con una multitud?

6) Se impresionante con la opinión personal

De la misma forma en que todos pueden copiar y pegar un articulo, las personas recurren a diversas fuentes para conocer cuál es la opinion de los demás sobre el tema al respecto.

Cuando realices una presentación, busca incorporar tus pensamientos personales sobre el asunto. Claro esta que estos deben de prepararse con anterioridad. No obstante debes hacerlo como sí esas ideas habitaran dentro de ti mientras realizas la presentación.

Esto hará que tu presentación resulte diferente del resto y cuando veas las miradas interesadas de tu audiencia en el tema, y llevaras tu presentación a otro nivel nuevo, un nivel en el que comiences a divertirte.

7) Diviértete mientras experimentas

Este resulta el consejo más importante de todos. Diviértete con tu audiencia. Prueba nuevas maneras de dar las presentaciones a tu audiencia. Experimenta con nuevos enfoques divertidos, camina por el escenario en lugar de permanecer clavado en el, diviértete mientras experimentas con el comportamiento humano y te podrás dar cuenta al final de que hablar en público no resulta tan aterrador después de todo.

Recuerda que no existen las fallas, solo se dan resultados diferentes

Y recuerda !Diviertete!

 

Comparte