En este momento estás viendo Visión de propósito de vida

Visión de propósito de vida

“Hasta que uno se compromete hay vacilación, posibilidad de retroceder, siempre ineficacia. En todos los actos de iniciativa (y de creación) hay una verdad elemental, cuya ignorancia mata innumerables ideas y espléndidos planes: que en el momento en que uno se compromete definitivamente, la providencia también se mueve.

En el momento en que uno se compromete definitivamente, la providencia se mueve también. Todo un torrente de acontecimientos se desprende de la decisión, suscitando a favor de uno toda clase de incidentes imprevistos y encuentros y ayuda material, que nadie podría haber soñado que le llegarían”. W.H. Murray

Introducción
Cuando uno trabaja por cuenta propia, aprende rápidamente que sus acciones dan forma a su vida. Que prosperes depende de ti, y tu estilo de vida es el resultado del dinero que generas.

Tienes el derecho, el poder y los recursos para crear lo que quieres. Empieza por ser claro y liberar el miedo, las actitudes y los patrones que te limitan. Permítete visualizar tu sueño, sin las restricciones y condicionamientos de tu pasado. Aclara tu propósito, tu función y tu visión, elabora el plan adecuado, ofrece tu servicio a aquellos que están listos para comprar, y tendrás éxito. Ahora comenzarás con la visión de tu propósito de vida. Si es necesario, pídele a tu amigo que te ayude a sacar tu visión haciendo preguntas adicionales de sondeo basadas en tus respuestas.

Completa esta actividad cuando quieras:

– Enfocar tus objetivos durante un largo periodo de tiempo
– Aclarar tu propósito, función o visión
– Revisar tus objetivos a largo plazo.

1. Propósito. ¿Cuál crees que es el propósito fundamental de tu vida? Si no estás seguro, ¿cuál es tu mejor conjetura? Tu propósito debe reflejar por qué crees que estás vivo para tu propio desarrollo, más que para el de los demás.

2. Función. Basándote en tu propósito, ¿cuál crees que es tu función en la sociedad?

3. Visión de la cima del éxito. Con el mismo ánimo reflexivo, considera el momento de tu vida en el que podrías estar en la cima de tu éxito. ¿Qué edad tendrás? Si no lo sabes, sé juguetón y adivínalo.

Ahora, considera la calidad de vida que quieres para ti en ese momento. Responde con frases completas. Visualiza cómo quieres vivir y experimenta cómo quieres sentirte. Describe:

– Dónde vives
– Su entorno familiar y las personas con las que vive
– Servicio, carrera y negocios
– Asuntos financieros
– Red de apoyo profesional
– Familia, amistades y otras relaciones
– Su tiempo libre y privado
– Sus necesidades personales, su salud y su bienestar
– Espiritualidad
– Sus modos de autoexpresión creativa
– Cómo te sientes capacitado
– Por encima de todo, ¿qué quieres de tu vida?

Cuando hayas terminado tu visión, utiliza un cuadro de planificación y escribe los títulos de cada categoría anterior en los espacios previstos. Identifica los elementos clave de tu visión y escríbelos de forma abreviada en la categoría correspondiente.

4. Apoyo. ¿Cómo crees que te apoyan para cumplir tu propósito, función y visión? Cuando quiere apoyo, ¿dónde lo busca? Cuando no se siente apoyado, ¿qué hace? Determina la eficacia de esta estrategia. ¿Cómo quieres sentirte apoyado? ¿Qué harás para experimentar el apoyo que deseas?

5. Limitaciones. Enumera y describe las creencias autolimitantes, los miedos y los patrones por los que actualmente te sientes inhibido. (Ejemplo: tengo miedo al rechazo, por lo que no me acerco y me quedo estancado). ¿Cómo afecta esto a tu capacidad de éxito? Identifica lo que estás dispuesto a cambiar y explica cómo lo vas a conseguir. ¿Con qué sustituirá estas limitaciones?

6. Sombra. ¿Qué necesidad, deseo o aspecto de la personalidad reprimes o temes más? Por ejemplo, ¿temes tu ira? O suprimes atributos positivos, como la sensibilidad o el amor. (Si no estás seguro, pide ayuda a alguien cercano) ¿Por qué reprimes o temes esto? Explica cómo te afecta suprimirlo. Determina cómo vas a dejar de reprimirlo y cómo vas a permitir una mayor libertad de expresión, y describe cómo te sentirás. Describa cómo mejorará el propósito, la función y la visión de su vida.

7. Recursos. Enumera tus puntos fuertes y recursos internos y explica cómo te potencian. Revise esta lista. Determina si falta algo y cómo lo adquirirás. Enumera tus recursos externos y, junto a cada uno de ellos, explica cómo te apoyan. Revisa tu lista y determina los recursos necesarios, y explica cómo los utilizarás. Incluya los costes y las fechas cuando proceda.

8. Conclusión. ¿Cómo te sientes ahora? ¿Por qué? Describa lo que ha obtenido de esta visión. Escribe una declaración de compromiso contigo mismo y con tu propósito, función y visión. Léela a diario. Compártela con tus mentores y las personas más cercanas a ti, para que puedan apoyarte mejor.

 

Comparte